Las 8 reglas de Kurt Vonnegut

octubre 19, 2012 Comentarios desactivados en Las 8 reglas de Kurt Vonnegut

Vonnegut Wooden Nickel

(Photo credit: Wikipedia)

Algunos autores merecen serlo solo por contar su historia. Kurt Vonnegut flotó la primera mitad de su vida entre desgracias que levantarían la tapa de los sesos a más de uno. Al contrario que Hemingway, siguió escribiendo hasta que un desafortunado tropezón acabó lo que se daba. Su estilo directo y crítico, repleto de sátira y humor negro, viste una narrativa con las prendas justas abogando por mantener la fluidez. Mantén esto en mente al leer sus consejos:

  1. Usa el tiempo de un extraño de tal manera que no sienta que lo malgasta.
  2. Dale al lector al menos un personaje en el que apoyarse.
  3. Cada personaje debe querer algo, aunque sea un vaso de agua.
  4. Cada frase debe hacer una cosa de dos: desarrollar un personaje o avanzar la acción.
  5. Empieza lo más cerca del final posible.
  6. Sé un sádico. No importa cuan dulces e inocentes sean tus personajes principales, haz que les pasen cosas horribles para que el lector vea de qué pasta están hechos.
  7. Escribe para una sola persona. Si abres una ventana y amas al mundo, por así decirlo, tu historia terminará con pulmonía.
  8. Dale al lector tanta información como sea posible tan pronto como sea posible. Al infierno con el suspense. Los lectores deben tener total entendimiento de qué sucede, dónde y por qué para poder completar la historia por ellos mismos, las cucarachas deberían comerse las últimas páginas.

¡Acción! La mitad de la lista habla de ella. Muestra el resultado de unas decisiones, un nuevo obstáculo, a tus personajes intentando alcanzar su meta. Úsalos como vehículos del lector, embútelo en un protagonista, pivótalo entre varios, lo que te apetezca, pero muévelo. ¿Cmprarías una Harley o un Ferrari para observar el mundo? Si tienes unos cuantos igual sí, pero, a menos que te seduzca venderte a ricachones que te aparquen en una estantería, piensa que cualquier lector quiere moverse imaginariamente; por eso lee. Y aunque escribiendo tenemos limitaciones salvadas fácilmente en el cine, sin ir más lejos, mantén la rueda girando y solo deberás pensar en el orden.

Kurt Vonnegut habla de comenzar la acción lo más cerca del final posible. No es tanto un canto al in medias res sino a que el trasfondo suele ser paja. Imagina que un hombre apunta a otro con una recortada, diciendo “¡Espero que te gustara trajinarte a mi mujer, despídete de tus cojones!”. Eso es suficiente. Sabemos que hay una adúltera, un amante y un marido armado de ira descontrolada. Perfilamos el carácter del cónyuge en ese momento, la intensidad del conflicto… Pero quizá el relato realmente trate de cómo vive el cornudo en la cárcel.
¿Encontramos lo interesante antes o después del disparo? Según Vonnegut, en el segundo caso deberíamos empezar entre rejas, esbozando el crimen sólo si es inevitable; por ejemplo, estableciendo qué clase de tipo duro es frente al reo más sangriento. Por lo tanto, nada de lo que pasó fuera de la trena importa de verdad, podemos solventar la papeleta con un simple “descerrajé un tiro a mi esposa y al que se la follaba”.

Así no es de extrañar si, conocedor de que en ocasiones un personaje obliga a mirar atrás e interrumpir la acción, aunque sea con un chiste que oxigene al lector para las siguientes escenas, remató estas pautas asegurando que “la mejor escritora de relato corto de mi generación fue Flannery O’connor. Rompió prácticamente todas y cada una de mis reglas, salvo la primera. Los grandes escritores tienden a hacer eso“.

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Las 8 reglas de Kurt Vonnegut en Vincenzo Sastre.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: