Las 10 reglas de Zadie Smith

diciembre 7, 2012 Comentarios desactivados en Las 10 reglas de Zadie Smith

English: Zadie Smith announcing the five 2010 ...

(Photo credit: Wikipedia)

A Zadie Smith se le conoce una vida perfecta: universitaria de matriculas, encuentra a su futuro marido en las aulas, es popular y sale de la facultad con un best-seller bajo el brazo. Sufrió el bloqueo por éxito y sus novelas y ensayos abarcan de prácticas de supervivencia moderna a arranques de sexo variopinto con un estilo rápido y rítmico atribuido a su pasión por el jazz.

  1. Cuando todavía seas pequeño, asegúrate de leer un montón de libros. Pasa más tiempo haciendo esto que cualquier otra cosa.
  2. Cuando adulto, intenta leer tu propio trabajo como lo haría un extraño, o mejor, como un enemigo.
  3. No idealices tu vocación. Puedes escribir bien o mal. No hay un “estilo de vida del escritor”. Lo único que importa es lo que dejas en el papel.
  4. Evita tus debilidades sin decirte que las cosas que no puedes hacer no merecen la pena. No enmascares la duda con desprecio.
  5. Deja un espacio de tiempo considerable entre escribir algo y editarlo.
  6. Evita las pandillas, bandas, grupos. La presencia de multitudes no mejorarán tu escritura.
  7. Trabaja con un ordenador desconectado de Internet.
  8. Protege el espacio y el tiempo en que escribes. Mantén a todo el mundo alejado de ello, incluso los que más te importen.
  9. No confundas honores con logros.
  10. Cuenta la verdad, sea cual sea la forma. Resígnate a la tristeza de quien nunca se siente satisfecho.

Esta recopilación queda a medio camino entre el pragmatismo y la defensa más atroz de la independencia del autor. Aunque es de cajón que leer, que sólo vale lo publicado y que debemos espaciar entre escritura y edición, coincido más y más con otros puntos que se me antojaron exagerados en su día.

A principios de semana comenté que los sitios concurridos son los últimos lugares donde encontrarás escritores redactando sus textos. Compartir ideas nos enriquece pero no mejoramos hasta ponernos a darle fuerte a la tecla y esa sólo puede ser tarea individual. Especialmente con los cinco sentidos, sin la terrible gravedad procrastinacional de Internet como telón de fondo y  libres de distracciones y de gente alimentándolas. Al final cuenta el escribir y qué, es cierto, pero seamos sinceros: pensar y plasmar en una jaula de grillos es infinitamente más complicado que en un lugar dedicado a ello.

Sigo sintiendo los consejos más aparentemente filosóficos como desafinados. Por ejemplo, yo no lo llamaría evitar las debilidades, a pesar de que el mensaje es el mismo. Algunos dominan el suspense, los relatos cortos o el ensayo siendo auténticos desastres en otras áreas. Sin embargo,  las experiencias más divertidas, literaria y vitalmente, pasan por meterse en terrenos desconocidos y aprender cosas nuevas, por pequeñas que sean. Quizá no consigas cambiar o desarrollar una habilidad de la noche a la mañana, pero curioseando fuera de tu zona de confort es donde más te curtes. En el fondo, es factible escribir en cualquier clave, con mayor o menor acierto, con solo intentarlo.

De igual manera, la diferencia entre un honor y un logro es quién lo otorga. A la larga, aquello que te siente bien, coherente, sólido y orgulloso será lo que cuente por encima de la opinión ajena (sin desagradecer los cumplidos, ¿eh?). Sobre todo por un detalle: serán tan raras las veces que goces sin una ínfima punzada de ganas de corregir que aprenderás a mirar al frente para no estropearlas.

(via Brain Pickings)

Anuncios

Etiquetado:, ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Las 10 reglas de Zadie Smith en Vincenzo Sastre.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: