Go, go 2013!

diciembre 31, 2012 Comentarios desactivados en Go, go 2013!

Nunca me gustaron los propósitos. Creo. Últimamente algunas creencias se han visto perturbadas, por lo que lo dejaré así por hoy. Igual el próximo 31 de diciembre te digo lo contrario. Lo que sí sé es que la única vez que resolví en favor de esa línea de propósitos de año nuevo, fue este. Con reservas, eso sí. Se me ocurrió que en lugar de confeccionar una lista de deseos que quedarían incumplidos, elaboraría una hoja de ruta para las semanas siguientes. Algo como un único propósito. Si funcionaba, incorporaría otra más adelante.

En ese mapa, más que intenciones a arrastrar durante un año, sólo debía preocuparme mes a mes, en emprender pequeñas y novedosas rutinas. Metí mi cabeza en el retoque fotográfico (todo muy amateur, claro), practiqué la meditación, ejercité regularmente, hice las paces con el mar y cosas que suenan siempre a jipiosos deseos improbables de principio de año. Los fui encadenando, pensando en ellos a salto de mata tal como caducaban los meses y los cumplí sin proponerlos de una tacada, cuando me lo pedía el cuerpo.

Algo en la línea del vídeo que hay en la cabecera del post. Dicen que el tiempo de establecimiento de un hábito y/o ampliar la zona de confort ronda entre los quince y los sesenta días. Ignoro lo que se tarda, pero sí tengo bastante claro que un mes sabes perfectamente cuánto afecta un cambio y si, definitivamente, quieres incorporarlo a tu vida.

Es como una prueba. “Este será el mes de leer en inglés”, por ejemplo, y allá que te suscribes a unos cuantos blogs en inglés, compras un par de libros y les dedicas un rato a eso diariamente. Si a últimos de mes te compensó, lo mantienes. Si no, está en tu mano decidir dejarlo a un lado o llevarlo adelante junto con otra actividad nueva que integrar a tus costumbres.

Puedes intuir que este weblog y los barruntes forman parte de mi hoja de ruta. Son el resultado de escribir cada día para mí. Que a su vez fue el resultado de cambios más pequeños y… bueno, ya captas la idea.

El caso  es que este año debería ser complicado. No quisiera gafarlo, pero tampoco voy a darme el lujazo de esperar a que todo encaje por sí solo. Lo cual se traduce en que voy a disponer de menos tiempo enfrascado en este rincón y barruntar como hasta ahora, a compartimentarlo y finiquitar los otros proyectos que tengo en la mesa y acometer nuevas aventuras.

2012 trató de ponerme en movimiento.
2013 tratará de dirigirlo.

Mover los borradores, encontrar editor y publicar, diversificarme, escribir para uno o dos sitios externos, lanzar la obra, impartir clase, enfrascarme en guiones (cortos, cómics) y seguir escribiendo cada día. Todo resultados esperados de las nuevas pruebas de treinta días que me pide el cuerpo.

No tengo ni la más remota idea de cuánto de eso conseguiré, si te soy sincero. Ni la más mínima. Sin embargo, eso sólo consigue que me apetezca más el año que viene. Pelearlo. Contar cosas de verdad y de ficción. Compartirlo. Escribirlo. Y que incluso si pinta horroroso, entre mis letras y las tuyas encuentres algo que te ayude a mantener la calma, a seguir escribiendo.

Y quien dice escribir, dice vivir.

¡Feliz 2013!

Anuncios

Etiquetado:, ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Go, go 2013! en Vincenzo Sastre.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: