El pantano de los podcast

enero 2, 2013 Comentarios desactivados en El pantano de los podcast

English: Podcast or podcasting icon Français :...

(Photo credit: Wikipedia)

Esta tarde volví a escuchar un podcast después de mucho tiempo. Es más: inicié PorquePodcast y me asaltó la morriña, todo uno. Lo digo así, directo, porque sino luego se me nota demasiado.

«¿Qué es un podcast?», se preguntará más de uno. En Internet hay mil definiciones que incluyen palabras como RSS, sindicación y dispositivos portátiles. A efectos prácticos, se les considera los hermanos pequeños de los programas de radio: capítulos en formato MP3, producidos con mayor o menor regularidad, que disfrutas donde y cuando quieras. Es posible que definirlos así me venga por haber grabado durante un par de años, como invitado primero y conduciendo uno más adelante.

El caso es que me gustan. Tienden a situarse en un sano punto medio entre una ilusión amateur por las ondas y un aprendizaje hacia resultados muy competentes fuera de las parrillas encorsetadas y de frecuencias concretas. De hecho, es el método con el que las estaciones de radio archivan sus emisiones.

Además, permiten abordar temáticas y duraciones muy distintas a las acostumbradas en los diales. Nada impide engendrar un podcast por y para tu grupo de amigos, darle la periodicidad que te apetezca o invertir el tiempo que apetezca a los locutores.

A pesar de eso, cualquier podcast serio que se precie usa pautas de un entorno profesional. Sostener un ritmo en el que fluyan los temas y mantengas a tus oyentes despiertos, rebuscar documentación que sustente el contenido a tratar y facilitar la edición son pilares que se consiguen mediante la elaboración de un guión que poco o nada envidia a los de las emisoras tradicionales.

A eso súmale el apoyo entre podcasters. Con un ánimo muy cercano al de las primeras comunidades blogueras, cuando las quedadas de autores de blogs eran una norma, los creadores de podcasts tienden a ofrecerse ayuda mutuamente y la promoción recíproca es más una muestra de afinidades y agradecimientos que la clásica cuña publicitaria. Al leer las crónicas de encuentros entre locutores, parece que la colaboración a viva voz allane el camino a una especie de hermanamiento; probablemente el perdido por quienes se encerraron a teclear.

Quizá por eso, y pese a tantas similitudes con la radio estándar, los podcast permanecen en el pantano de las rarezas. Son como los boy-scout: nadie los toma en serio. Es una pena, porque allí afuera existen algunos proyectos interesantes que bien merecen ser oteados. Es más: el formato es una herramienta muy usada por profesionales para debatir los temas del momento o demostrar su dominio sobre temáticas concretas… en otras lenguas, claro.

Aún con todo, echo de menos grabar podcasts. No infieras que me liaré la manta a la cabeza e iniciaré una nueva andadura con un podcast literario o algo similar; mi última entrega data del 1 de agosto del año pasado y seguirá siendo así un buen tiempo. Pero aunque nunca diga de esta agua no beberé —ni este cura no es mi padre—, sólo sé que hoy me atacó la nostalgia.

Anuncios

Etiquetado:,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El pantano de los podcast en Vincenzo Sastre.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: