El retorno de la Beat Generation

febrero 13, 2013 Comentarios desactivados en El retorno de la Beat Generation

Jack Kerouac

(Photo credit: Squirmelia)

La Generación Beat vuelve a tener voz, para bien y para mal.

Resurgen los apóstoles del movimiento contracultural y literario que dinamitó el sosiego americano a mediados del siglo XX, especialmente de la mano del cine. En 2010 se exhibió Howl, acerca del juicio al libro homónimo, portando al presente el punto de vista de Allen Ginsberg sobre el proceso de escritura, la censura, el poder de las palabras y la lucha constante contra los demonios. Ese mismo año apareció William S. Burroughs: A Man Within, un documental que indaga dentro de la figura más personal del autor, más allá de la muerte de Joan Vollmer, de su homosexualidad, de la droga. Una faceta también mostrada a través del Viejo Bull Lee en la adaptación cinematográfica del On The Road de Jack Kerouac, aun careciendo del ritmo frenético de la obra original, dibuja numerosas escenas del sentir de esos autores locos por vivir, locos por hablar, locos por salvarse. Este año llegan Kill Your Darlings y Big Sur, con muy buenas críticas desde el festival de Sundance, por cierto.

Las figuras literarias de William S. Burroughs, Jack Kerouac y Allen Ginsberg —sin olvidar la inmensa lista de escritores, editores e impulsores habitualmente obviados— están viviendo una nueva época dorada. Medio siglo después, encontramos una situación política muy similar a la de entonces, expandida a nivel global, con sus guerras incomprendidas y camufladas afectando a la cultura de la información, un espíritu crítico adormecido y movimientos sociales siempre a punto de estallar. Aunque eran otros tiempos, con otras censuras y otras preocupaciones, sus referencias, y a pesar de los escándalos desatados y los ecos de su influencia literaria, su reconocimiento se enterró bajo el manto de flores y colores psicodélicos de los hippies. No les culpo, pues fue sencillo con la mayoría de sus precursores dinamitando sus vidas antes de los cincuenta a base de drogas, jazz y alcohol.

Reconozco que los descubrí tarde y prácticamente de rebote. Tuve la suerte de tropezar con personas que se pueden contar con los dedos de la mano de un mal artificiero, cuando la Internet social de FB y Twitter seguía en pañales pero, en el día a día, me resulta casi imposible encontrar gente que sepa de quién hablamos. Ya no hablo de conocer sus obras en toda su extensión, sino de siquiera sonar los nombres de los integrantes más importantes.

Quizá estoy generalizando y muchos los conozcan más allá de mis círculos habituales, aunque me acecha la sensación de que esta reiteración en la Generación Beat busca recordarle a los modernos de hoy que hubo tiempos, mucho antes de que ellos nacieran, sin tristes iPhone, putos Starbucks o mierdas en Instagram, en los que existía gente que quería estallar de vibrante inquietud intelectual. Que nuestros hipsters, sin saberlo, en aquella época de locos genuinos que compartían y se compartían de verdad, que viendo en la dirección en la que iba el trasto, decidieron apearse y salvarse en estados alterados de conciencia.

Que esos sucios beatnik ya eran hipsters antes de que molara.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El retorno de la Beat Generation en Vincenzo Sastre.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: