¿Estaré haciendo lo correcto?

febrero 22, 2013 Comentarios desactivados en ¿Estaré haciendo lo correcto?

Stairway to Heaven

(Photo credit: Images by John ‘K’)

¿Qué tienen en común Dios, la testarudez y alguien que quieres y/o admiras? Que para mucha gente son tres motivos por los cuales seguir adelante.

Al comenzar un proyecto grande, como un libro o una obra, todo principio es eléctrico. Las ganas chisporrotean en la punta de tus dedos y tu cabeza hierve con miles de ideas. En el horizonte de tu imagen mental despunta una cumbre nevada a coronar con tu éxito.
Pasada la resaca hormonal de tu cerebro flipándolo con el pistoletazo de salida, te encuentras en mitad de la nada. Si trabajaras codo con codo con más compañeros os apoyaríais, pero lo tuyo se lleva a cabo en soledad, sin frutos inmediatos y constantes ni placebos con los que engañar el hambre de estímulos. Estás ante una aventura cuyos primeros coletazos reales se dan, con suerte, a meses vista.

Igual no existe montaña ni pistoletazo alguno y un inicio titubeante te convirtió en el caminante que hace camino al andar.

En ambos casos, la pregunta de la que surgirán todas las que te asaltarán, será exactamente la misma: ¿Estoy haciendo lo correcto?

En las distancias cortas de los pequeños actos cotidianos la respuesta cae rápida como un rayo de intuición. ¿Ayudar a un vecino, probar una receta y salir a la calle con un calcetín de cada color? Es fácil decidir al respecto. En los trayectos largos, la mayor parte del tiempo desconoces si cometes un error de magnitudes catastróficas o si, por el contrario, recorres la senda correcta. Una observación de un amigo, un resultado inesperado, un buen día de trabajo, un nuevo obstáculo; señales que interpretas como mojones en un camino o balizas luminosas y, según tuerces, decides si es la dirección adecuada o no.

Pero lo cierto es que durante el viaje apenas encuentras semejantes indicadores.
Sólo hay un camino, la oscuridad y tú; tu texto, tus preguntas y tú.

Hay quien cree que una deidad, en su infinita sabiduría, iluminará los pasos que queden, atravesando con un chorro de luz las nubes grises de la incertidumbre. Otros, optan por encerrarse totalmente y continuar como hormiguitas hasta cruzar la línea de meta. Y también conozco personas que disipan las brumas de sus dudas pensando en seres queridos.

¿Yo? Me considero más agnóstico que ateo, no soy extremadamente terco, ni creo en musas. Diría que sólo confío en mí, pero sería desmerecer el tema del post y, además, mentira. De hecho, lejos de desmarcarme de la tríada, ocupo una honorable posición entre las dos últimas opciones.

Habitualmente sé mi objetivo a largo plazo. Con esa noción desdibujada, me centro en los escollos en mi trabajo cuando aparecen y, poco a poco, camino. Jamás sé si hago exactamente lo correcto pero, después de unos días complicados y cuesta arriba, me apoyo en mis cercanos. Entonces no hay fallo: instantáneamente, sin balizas, ni señales, ni saber si me encamino a un error o un mérito, me recuerdan que lo importante es seguir adelante.

Anuncios

Etiquetado:

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo ¿Estaré haciendo lo correcto? en Vincenzo Sastre.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: