¿Quién mató a GoogleReader?

marzo 14, 2013 § 2 comentarios

I can’t believe Google is killing off Google R...

(Photo credit: lacreid)

Despierto con la noticia del cierre de Google Reader y me recorre un no sé qué por el cuerpo. En realidad es el pataleo de cuando arrancan de tus manos una herramienta fundamental y te sientes un poco tullido. Pasado el choque, encoges tus hombros y piensas que sobrevivirás. Luego te preguntas “¿quién mató a Google Reader”.

La compañía declara un uso menor, que ya no está de moda, y me lo creo a pies juntillas. De verdad, sin ironía alguna lo digo. Y aunque tengo varias razones, una prevalece por encima del resto: comunicamos distinto en Internet.

A medida que purgaba mi lista RSS en los últimos meses, comprobaba cómo los blogs pierden fuelle mientras las redes sociales se convierten en la primera fuente de información. Un mensaje mayor que un estado de Facebook o Twitter requiere contrastar datos y elaboración e incluso redactar un correo resulta un proceso lento. Acostumbrados a la brevedad del contenido compartido, a los blogs les está ocurriendo lo que a la prensa y televisión, se están convirtiendo en el nuevo Leer Más. Y con ellos las publicaciones RSS; y con el RSS, las herramientas para manejarlos.

En mi entorno cercano existen dos tipos de usuario: Los inconscientes, que clasifican las ráfagas de información en la red mediante afiliación a grupos de Facebook, listas de Twitter, círculos de G+ o agregadores de noticias como Menéame o Reddit, leyendo RSS camuflados en sus páginas diarias; y los conscientes, que filtramos parcelas específicas de Internet con lectores de feeds, donde GoogleReader reinaba con absoluta tranquilidad.

Igual aplico un sesgo y sólo somos un reducto que me parece un mundo pero, repasando los comentarios respecto al cierre en la red, distingo profesionales de la búsqueda y curación de contenido, nombres importantes de sites cuya mayor pasión es brindar información a sus lectores rebuscando hasta el último rincón de Internet.

Y a costa de sonar a elitista roñoso, el RSS se integra ágilmente en tantos servicios de bocaditos populares que carece de sentido para el usuario medio. Le basta con las redes sociales y, como mucho, un clic o un favorito. Sin ir más lejos, antes mencioné que purgaba mis feeds. Les seguí la pista en sus perfiles de redes sociales, que nunca se sabe, y de momento he leído todas sus actualizaciones sin ensuciar mi lista de RSS.

Igual debemos darle la vuelta a la noticia del día. En lugar de clamar que Google cierra el chiringuito, valorar la posibilidad de si los usuarios echamos el cierre, sin percatarnos y por el desuso, al formato RSS. Que quizá sólo pongamos el grito en el cielo quienes lo exprimíamos llenándolo de destacados y etiquetas, acudíamos a las estadísticas como yonkis conspiranoicos buscando patrones en sopas de letras de periódico, nos maravillábamos con los más leídos y activos o nos preguntábamos si alguien leía nuestra mente y confeccionaba los recomendados.

Lo bueno de todo esto es que recuperamos una parcela de intimidad de nuestros gustos, con los que Google trafica al aceptar el trato de utilizar sus aplicaciones gratuitamente, que no es moco de pavo. Aunque en el fondo echaremos de menos a GReader y recordaremos cómo nos enamoró con su simplicidad, su blanca y pulcra estética minimalista y usarla sin importar el tipo de dispositivo, credo, religión o color del chicle.

Además, Feedly mola.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , ,

§ 2 respuestas a ¿Quién mató a GoogleReader?

  • Myddna dice:

    Pues sí que mola Feedly…

    Si que es cierto que de los más de 10 artículos diarios que había en mis feeds hace un par de años, raro es el día que tengo más de cuatro por leer. A mí misma me cuesta ponerme a escribir algo si no tengo algo concreto que mostrar/explicar.

    De todas maneras, creo que el cambio es bueno. Si no me había movido ya a feedly ha sido por vagancia pura xD.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo ¿Quién mató a GoogleReader? en Vincenzo Sastre.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: