La importancia de leer y practicar idiomas desde pequeños

mayo 22, 2013 Comentarios desactivados en La importancia de leer y practicar idiomas desde pequeños

250px-La_Settimana_Enigmistica.svg[1]

Si intuyes que sé italiano, estás en lo cierto. Casi. La mitad de mi familia tiene nombres italianos. Comemos panettone en Navidad y colomba para Semana Santa y gritamos y gesticulamos más que respiramos. Si dejáramos de hablarnos en italiano, esas costumbres se perderían como lágrimas en la lluvia, que diría aquel.

Sin embargo, vivo con la porción de familia española. Mantenemos dejes y saludos, pero la verdad es que somos castellanoparlantes y mi dominio del italiano resiste gracias a lo coloquial y la lectura ocasional.

Mi abuelo es aficionado a la Settimana Enigmistica, unos cuadernillos de pasatiempos y humor que compra religiosamente cada sábado. Conozco la publicación desde que tengo uso de razón y probablemente circulara por casa antes de que naciera. Espoleado por el pueril amor de nieto, le tomaba prestados los ejemplares de la mesilla de noche el tiempo justo para, al menos, perderme en las tiras cómicas.

O lo que es lo mismo: mis primeros pasos en el italiano tambalearon entre el chapurreo infantil (i cani hanno fatto un buco, giú, nel giardino, los perros han hecho un agujero abajo, en el jardín) y lecturas que me quedaban grandes pero tenían su gracia.

Si bien admito que rara vez leía en italiano por mi propio pie fuera de esas aventurillas, vergüenza manifiesta de la que me hago total y absolutamente responsable y con la que me fustigo cuando me acuerdo, como ahora. Precisamente por eso, y so pretexto de practicar la escritura en la lengua de Dante, días atrás contacté a través de Internet con alguien que hablaba en italiano. El hecho en sí no es extraño ni llamativo, pero constatar la importancia de aprender un idioma en edad temprana, quizá sí te interese.

Escribir es transcribir lo que dirías a viva voz, sí, pero las reglas gramaticales y ortográficas tienen dimensiones distintas al teclear o rasgar papel. Charlando se entiende perfectamente si pronuncias apoyar aunque sustituyas la ye por la doble ele por escrito, y es sangrante leer a ver en lugar de haber. Ya sabes a qué me refiero.

Por eso me sorprendí rememorando los viejos chistes de la Settimana Enigmistica con las yemas en el teclado. Las viñetas cómicas saltaban al dudar como una regla mnemotécnica. El marido golfo durmiendo en el sofá me recordó que nuestro “es decir” se escribe cioè en italiano; el perro esperando pacientemente bajo la mesa por si caían sobras de la cena que magari es “tal vez”; diferenciar entre el che de qué y el c’e, tiempo verbal de haber, con un par de despistados ladrones atrapados en una caja fuerte. Reminiscencias de mis pasos iniciales en el idioma materno me golpeaban justo encima de los párpados y la conversación, salvo un par de graciosos equívocos —que una cosa es magia y otra milagros—, transcurrió fluida.

Sé que sin una experiencia similar de primera mano esto queda como muy de panfleto saludable de revista hippie. También que estás aquí porque atesoras la ilusión de leerle a tus hijos hasta que ellos te lean a ti. Pero si arrojé nueva luz acerca de la importancia de inculcar idiomas a los críos de forma amena, me doy por satisfecho.

Anuncios

Etiquetado:, ,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La importancia de leer y practicar idiomas desde pequeños en Vincenzo Sastre.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: