“Es un libro para niños”, dijo el imbécil

octubre 11, 2013 Comentarios desactivados en “Es un libro para niños”, dijo el imbécil

harry potter y su significado

Juraría que fue @Whila quien me pasó este texto, o puede ser que lo viera a través de Reddit. El caso es que merece la pena. Lo he traducido al vuelo, así que me tomé algunas licencias que, espero, no te molesten. El original está aquí: The Harry Potter series and its meaning.

Cuando la gente dice que estos libros [Los de Harry Potter] son de niños, como si eso fuera malo, me pierdo. Esos libros tratan con temas que los adultos no comprenden o no quieren comprender. Hablan de racismo, clasismo, homofobia, prejuicios e ignorancia. Esos libros nos enseñaron que no importa cómo te criaras, sino que eligieras ser alguien amable, leal, valiente y genuino. Nos enseñaron a ser fuertes bajo las presiones de este mundo y a aferrarnos a lo que sabemos que es justo. Esos libros me enseñaron muchísimo, me cambiaron como persona. Así que el hecho de desarrollarse en un fondo mágico con personajes jóvenes no significa que su valor sea menos real.

O sea.

Primer libro: Empieza por exponer el doble asesinato de una pareja de chicos de 21 años bien queridos, que además dejan a su hijo como huérfano de guerra. Un niño que crece en condiciones abusivas que horrorizarían a Cenicienta. Tratar con compañeros y profesores que abusan sistemáticamente de uno. La volubilidad de la fama (desde ser el preferido de Gryffindor al marginado). La idea de que hay cosas por las que merece luchar y morir, transmitidas por el niño protagonista. Tres niños dispuestos a actuar con esos valores, sacrificando sus vidas si fuera necesario y dos de ellos resultando malheridos.

Segundo libro: El equivalente al racismo con la actitud pro-sangre limpia. La trama principal trata de una niña de 11 años siendo preparada y usada por un mayorcito guapo y encantador. El desequilibrio de poder y el abuso resultante inherente en la esclavitud. Fraude perpetuado por el robo de algo muy querido.

Tercer libro: El equivalente a la discriminación por discapacidad en un adulto decente, amable y competente siendo considerado menos que humano porque sufre una enfermedad que, en ocasiones, afecta adversamente a su comportamiento. Un sistema judicial que es lo opuesto a justo. Promesas de arrancar a un niño maltratado de su entorno que no siempre pueden ser mantenidas. Los inocentes sufren mientras los culpables prosperan.

Cuarto libro: Más volubilidad por la fama. Los privilegiados maltratando a los desfavorecidos sólo porque pueden. Un amo castigando a su esclavo por los propios errores del primero y el esclavo culpándose a sí mismo. Un torneo deportivo que implica riesgo mortal, jaleado por espectadores. Un apuesto joven asesinado sólo por estar en medio. Un chico torturado, humillado y casi asesinado.

Quinto libro: Estrés postraumático en adolescentes. Depresión severa en el padrino del protagonista provocada por patologías mentales heredadas e infligidas, siendo forzado a vivir en la misma casa donde sufrió abusos. Un tirano fanático que vive por y para aplastar a cualquiera bajo su yugo, torturando adolescentes, y tratando de absorberles el alma, cuando cuentan la verdad en nombre del gobierno. Descubrir que los ídolos son de carne y hueso. Salvar la vida de un ser querido, sacrificando la propia. La pérdida de una figura paternal y la culpa resultante.

Sexto libro: La idea de que un alma puede romperse sin remedio. El uso de drogas para culminar citas en violación, con al menos un caso de consumación exitoso, que además termina en embarazo. Sexismo vestido de buenas intenciones tratando de controlar la vida sentimental de chicas jóvenes. El prejuicio de rechazar a quien quieres, no por falta de amor, sino por temer contaminar tu desgracia. La mortalidad de quienes parecen ser más duraderos y poderosos que la vida misma.

Séptimo libro: Lo peor siempre puede empeorar, hasta el punto que incluso los privilegiados sufren y temen. Más prejuicio interiorizado y terror de perjudicar a los que quieres. Sacrificio propio y la pérdida de seres queridos, por todos lados. Guerra. Los amargados a menudo lo son por una razón. La necesidad de derrotar a tus demonios internos, aún cuando nunca es tan molón como pueda sonar. No desestimar a los esclavizados. Las culturas ajenas no son como la propia. A menudo las cosas de la vida suceden en círculo (la guerra termina con la muerte de una pareja bien querida y su hijo, huérfano de guerra, viviendo con los parientes de la madre fallecida en lugar de con un padrino). Incluso cuando “todo está bien”, el mundo sigue siendo imperfecto porque está lleno de nosotros, brillantes humanos imperfectos.

Así que… ¿sigues pensando que Harry Potter es una serie de libros para niños sin profundidad alguna?

Me gustaría que entendieras que no es sólo que esta saga en particular tenga un doble sentido, sino que el ejercicio de despojar la buena ficción de sus elementos ficticios muestra una verdad palpable. A eso debemos aspirar cuando escribamos, siempre que sea posible. ¡Prueba con tus libros preferidos!

Anuncios

Etiquetado:,

Los comentarios están cerrados.

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo “Es un libro para niños”, dijo el imbécil en Vincenzo Sastre.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: